lunes, 25 de enero de 2016

Niño del aro

El niño de la marcha, también conocido como Niño del aro, es una escultura que se ha convertido el símbolo del Guinardó. Es obra del artista Joaquín Rubio y Bofarull (1906-1991).

En el año 1961 el alcalde Porcioles convocó un concurso destinado a dotar de elementos escultóricos las nuevas plazas de la ciudad. Se seleccionaron diez piezas, una de las cuales es la misma que se encuentra en esta plaza.

Antiguamente esta plaza se conocía como Plaza de Puig y Alfonso, un concejal del ayuntamiento y promotor, junto con Ramon Albó, de iniciativas culturales, sociales y benéficas en Barcelona. Desde 1961 está presidida por esta escultura de estilo novecentista, obra de Joaquín Rubio y Bofarull, el motivo de la cual, un niño con una funciona, da nombre al lugar.

Niño del Aro

No hay comentarios:

Publicar un comentario